Milton Friedman creía que la responsabilidad social empresarial era poco menos que una estafa a los accionistas. Sin embargo, la RSE también puede ser una fuente de ventajas competitivas y, en última instancia, una vía hacia mejores resultados financieros…
Por: Max Oliva, Social Impact Management, IE Business School
La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es la contribución activa y voluntaria de las empresas al mejoramiento social, económico y ambiental con el objetivo de mejorar su situación competitiva y su valor agregado. La asociación Business for Social Responsibility la define como “alcanzar el éxito comercial en maneras que honren los valores éticos y con respeto a las personas, las comunidades y el medio ambiente”.


La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es la contribución activa y voluntaria de las empresas al mejoramiento social, económico y ambiental con el objetivo de mejorar su situación competitiva y su valor agregado. La asociación Business for Social Responsibility la define como “alcanzar el éxito comercial en maneras que honren los valores éticos y con respeto a las personas, las comunidades y el medio ambiente”.
Así, la acción social corporativa promueve que la empresa sea activa frente a los retos de la sociedad (llámense personas desfavorecidas o marginadas) ya sea a través de sus productos o servicios, su capital humano, generación de empleo y/o desarrollo comunitario. No obstante, enfocarse primordialmente en la acción social sin que ésta se encuentre alineada al negocio sólo aporta valor de una manera muy dispersa, beneficiando de forma superficial a unos cuantos pero, en última instancia, restando valor a la empresa.
Por lo tanto, algunos académicos sostienen que el único compromiso social de una compañía consiste en la creación de valor para sus accionistas. Esta es la célebre hipótesis del economista de Chicago, Milton Friedman.
Sin embargo, responsabilidad social y resultados financieros no se encuentran necesariamente reñidos. Ian Davis, CEO de McKinsey argumenta que la responsabilidad corporativa ofrece una oportunidad estratégica si es afrontada con la misma seriedad y profesionalismo que se aplica a las estrategias de mercado.
Michael Porter y Mark Kramer, por su parte, ofrecen un análisis que vincula la RSE con las ventajas competitivas de una organización.
En efecto, cada día se incrementa más la demanda del público en lo referente a las prácticas sociales y medioambientales de las empresas. Así, las compañías percibidas como “irresponsables” pueden sufrir el acoso de activistas que perjudiquen sus resultados financieros.
Las más avanzadas, por el contrario, suelen ser premiadas en rankings de todo tipo que impactan positivamente en la percepción de los consumidores. Así, una empresa puede obtener una ventaja competitiva si es capaz de visualizar estas oportunidades antes que sus competidores.
No obstante, aún son pocas las empresas que evalúan sus oportunidades de realizar RSE con el mismo marco que aplican para el análisis de las decisiones estratégicas.
Hasta ahora, la respuesta más frecuente ha sido relegada al ámbito superficial, ya sea a través de relaciones públicas, comunicación o un reporte de responsabilidad corporativa que da muestra de las buenas acciones que lleva a cabo la organización.
Pero pocas empresas mencionan sus prácticas en estos temas presentando indicadores, objetivos y actividades alineadas con su línea de negocio. Muchas menos incluyen los resultados de sus indicadores, ligados con dichos objetivos y en caso de no lograrlos, exponen las causas por las cuales no han sido alcanzados y establecen medidas para solucionarlo.
Según una investigación de McKinsey, el 64 por ciento de los directivos consideran que la responsabilidad corporativa (corporate citizenship) tiene una contribución tangible en su empresa. Sin embargo, sólo el tres por ciento admite estar haciendo un buen trabajo en su implementación.
Así, para afrontar el reto de la RSE con sentido estratégico, la empresa debe analizar el contexto competitivo en que se encuentra. En base a éste, debe seleccionar los temas que le competen de una manera directa, en base a las particularidades de cada negocio, su sector y los temas que se deseen potenciar tanto a corto, como a largo plazo.
No existe una respuesta única. Alianzas entre el sector público y privado pueden ser parte de dicha estrategia, como es el caso de la cadena minorista Soriana con la farmacéutica Pfizer y la Fundación del Empresariado Chihuahuense, en proyectos de salud, educación y formación.
Otro ejemplo está relacionado con el acceso a mercados de base de la pirámide, concepto desarrollado por CK. Prahalad y que se basa en aproximarse a un mercado de cuatro billones de consumidores con un poder adquisitivo de alrededor de dos dólares, tal como hace el programa “patrimonio hoy” de Cemex o la energética colombiana Codensa S.A a través de su División Hogar.
En cuanto a la correcta implementación, es necesario un análisis exhaustivo de la compañía que incluya todas las áreas del negocio y todos sus stakeholders.
El objetivo no consiste únicamente en mitigar el impacto social o medioambiental de la organización sino en aprovechar plenamente las competencias de cada empresa (talento o relación directa con su producto) a favor de iniciativas que agreguen valor a la empresa y a la sociedad.
En efecto, a diferencia de lo que muchos creen, no existe una oposición entre la creación de valor económico y el valor social. Las iniciativas de RSE no implican necesariamente sacrificar resultados financieros sino que pueden generar retornos positivos para la organización.
Esta es la discusión que debe de competernos en la integración de la RSE en la estrategia de la empresa, un aspecto en el que queda un largo camino por recorrer.

One thought on “Responsabilidad social empresarial, ¿estafa a los accionistas o fuente de rentabilidad?

  1. samuel mendez

    Gracias a profesionales como usted que de verdad creen en la RSE, es que fundaciones como la nuestra pueden cumplir sus objetivos.

    felicitaciones

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

clear formSubmit